Admitida a tramite la nulidad de la Autorización Ambiental del matadero

Imagen de nulidad de la autorización ambiental del matadero

El Gobierno de Navarra ha admitido a trámite el expediente de nulidad de la Autorización Ambiental del matadero de Pamplona construido entre las poblaciones de Noáin, Beriáin y Salinas.

El expediente de nulidad ha sido instado por el Ayuntamiento de Beriáin, el Concejo de Salinas y AFECMA, la Asociación de Afectados por el Matadero. El Gobierno de Navarra ya ha dado traslado del mismo a Proteca, que dispone de un plazo de quince días para presentar alegaciones y proposiciones de prueba. La Protectora de Carnes S.L. (Proteca) es la sociedad impulsora del nuevo matadero y está participada mayoritariamente por la mercantil La Protectora S.A., propietaria del matadero de Pamplona.

El matadero, ya en funcionamiento

El matadero de Salinas substituye al recientemente clausurado matadero de Orcoyen. Este ha cerrado sus puertas este mismo mes de febrero tras 47 años de actividad. Aunque la fecha inicialmente prevista para la entrada en funcionamiento del nuevo matadero era la próxima primavera, hace semanas que los vecinos de las poblaciones cercanas han informado que el matadero ya estaba operativo.

El nuevo matadero para Pamplona ha sido edificado en el Polígono Industrial Meseta de Salinas, a una distancia de 480 metros de Salinas, 780 metros de Noáin y 1.100 metros de Beriáin.  El Gobierno de Navarra concedió la Autorización Ambiental Integrada en febrero de 2015 y autorizó el traslado del matadero de Pamplona a la meseta de Salinas en octubre de ese mismo año a pesar de la fuerte oposición vecinal y de la administración local.  

El expediente de nulidad de la Autorización Ambiental Integrada es el segundo de los procesos administrativos y jurídicos que se han iniciado contra la instalación del matadero en la meseta de Salinas. La licencia de obras que se concedió para su edificación también fue recurrida el pasado otoño y actualmente se encuentra en litigio.

Tanto la nulidad de la autorización ambiental que ampara la actividad del matadero como de la licencia de obras con la que se edificó podrían desembocar en el cese de su actividad en su ubicación actual.